lunes, 31 de octubre de 2011

Quiero.


Quiero una tarde de sofá, una noche sin dormir, un viernes sin reloj. Quiero que no me deje marchar cuando se me haga tarde, que critique mis vestidos con un "llevas demasiada ropa"; que sus silencios me digan más que sus palabras y que de vez en cuando me haga cabrear para después arreglarlo todo con el mejor beso y abrazo que me pueda dar.
martes, 18 de octubre de 2011

Pase lo que pase.

Que me harán daño, y caeré. Que descubriré lo puta que es esta vida, lo asquerosa que puede llegar a ser la gente y lo ruin de cada situación. Que lloraré, gritaré y buscaré mi refugio en el alcohol. Que tendré momentos malos, enteros de gente que me querrá hacer daño. Pero soy consciente, y sé que pase lo que pase, llegaré lejos.
lunes, 3 de octubre de 2011

Somos el cuento sin terminar.



Somos el cuento sin terminar, un mar de recuerdos dejados en el olvido y un sentimiento que se quedó dormido en la promesa del ayer…
Somos lo que se quedó guardado en un cajón, la sonrisa cómplice, el abrazo eterno, lo que pudo ser, pero nunca pasó, la ilusión oculta, el camino incierto, el dolor secreto y la hora de espera.
Somos lo que no se define con simpleza, porque nunca pudo pensarse claramente.
Somos lo que fuimos, lo que pudimos ser y lo que somos, no somos nada y podemos serlo todo. 
miércoles, 28 de septiembre de 2011

Absoluta necesidad el uno por el otro.



-¿ Por qué lo dejasteis entonces ?
- No lo sé. Y aunque no lo creas eso me da pánico. El no saber porque lo hice. Se que sentí miedo. De perderle. De terminar perdiéndonos el uno al otro. Nos queríamos mucho. Pero nos daba demasiado miedo levantarnos por la mañana y necesitar todas nuestras cosas, los mensajes, las llamadas, las notitas, los abrazos, los besos, incluso su manera de reír. Quizá teníamos miedo de llegar a sentir una ...
- Absoluta necesidad el uno por el otro.

jueves, 15 de septiembre de 2011

De las soñadoras.



Soy de esas que tienen tres vidas; la suya, la que se inventan los demás, y la que sus padres creen que tienen. De las que cuando tienen un día estresado lo pagan con la persona equivocada. De las que a veces se sienten mejor estando solas, aunque echen de menos los suyos. De las que lloran con las películas románticas. De las que van con el miedo a fallar pero aún y todo se entregaran al máximo. De las que escriben su nombre en los cristales empañados para luego borrarlos. De las que tienen expectativas. De las que no se entienden ni ellas pero saben lo que quieren. De las que son capaces de sacarte una sonrisa en tus peores días. De las que echan el bolígrafo al suelo para coger la notita que les lanza el compañero. De las que les entra la risa tonta en momentos serios. De las que les encanta quedarse hablando con las amigas toda la tarde. De las que llegan tarde a casa porque en el camino se entretienen demasiado. De las que odian los pajaritos que les cuentan todo a los padres. De las que buscan magia en las palabras. De las que la música les transporta. De las que encuentran algo bueno en cualquier persona. De las que eso de disimular no se les da muy bien. De las que se quedan tumbadas en la cama pensando en el por qué de las cosas. De las que tropiezan mil veces con la misma piedra pero siempre se levantan. De las que dicen la verdad, de las que se mojan. De las soñadoras. De las realistas. De las optimistas.
martes, 6 de septiembre de 2011

Lo es.



Una buena vida es cuando no asumes nada, haces mucho, necesitas poco, sonríes seguido, ríes bastante y agradeces lo que tienes.
miércoles, 24 de agosto de 2011

Quiero de ti, por que me haces libre.



Y ahora es mi turno de ser libre. 
Es mi turno de soñar, reír, imaginar y vivir mil momentos y emociones aunque no me lleven a ningún sitio. Es mi turno, de ser yo. De demostrarle al mundo que soy algo más que un peón de su tablero de ajedrez. Quiero vivir. Quiero sentir ese cosquilleo que recorre mis venas como un rayo cuando tu piel roza la mía, en lo que parece la colisión de dos universos encontrados. Quiero imaginar todas las siluetas de tu cuerpo tras el manto de la noche, suave y esbelto, y sentir tus labios sobre los míos, el suave satén de su debilidad. Quiero notar el roce de las gotas de lluvia al chocar contra mi piel, húmeda y resbaladiza, llevándose todos mis miedos, dejándome libre de cadenas y ataduras. Quiero sentir ese hormigueo en el estómago cuando me tocas, quiero sentir mil mariposas rompiendo a volar en mi interior, quebrando las barreras de lo imposible. Quiero volar, elevarme vertiginosamente sobre las nubes, tres metros sobre el cielo, mientras tus susurros y caricias me suben a lo más alto, colgándome de las estrellas en el vuelo de una mariposa.
Quiero más de nosotros, quiero dejar de encarcelarme tras las rejas incorpóreas de mis propios límites dibujados con la mente.
Cerrar los ojos y, por el instante en el que mi mente vuele sobre toda la inmensidad de tu mirada y de la de cientos como yo, ser total e incondicionalmente libre.
Sentir el universo a mis pies, mientras el vuelo de tus alas me lleva a un lugar mejor, con el aleteo de la magia y la sensación de que con un solo paso, el horizonte caerá al suelo, con el significado de todas esas mentiras que me mantienen prisionera.
Quiero que lo último que vean tus ojos sean los míos, antes de sumergirse en la inmensidad de lo oscuridad para siempre.
Quiero de ti, porque me haces libre.
jueves, 18 de agosto de 2011

Según...



Según el diccionario, la felicidad es un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada y buena. Pero, ¿Existe la felicidad en realidad? ¿Puede la felicidad durar para siempre? ¿Cual es el secreto para la verdadera felicidad? ¿Dónde está la felicidad?
Estas son preguntas que todos nos hacemos y a las que muchas veces no encontramos respuesta. Hay una cosa de la que estoy muy segura: la felicidad no se encuentra en el dinero ni en las cosas materiales. Una persona a otra puede darle felicidad de diversas maneras como es el amor pero para conseguir verdaderamente el amor primero hay que amarse a uno mismo, tarea difícil. Una vez un famoso filósofo de la Antigüedad dijo: "Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego". Sin embargo esta felicidad es efímera debido a que siempre hay algo más fuerte que la rompe, nunca dura para siempre. 
Hay una cosa de la que estoy completamente segura: el ser humano tiene una meta a la cual quiere llegar mediante diversos modos, para llegar a conseguir un estado de bienestar permanente.
miércoles, 27 de julio de 2011

Y más vale aprender a vivirla.


Amo el sol, los días lluviosos y oscuros hacen que esa oscuridad también llene mi vida. Me deprimo con facilidad, las lagrimas se me escapan como a la que más pero se ocultar mi dolor tras una mascara con la sonrisa más bonita que puedas ver. Deje de soñar con un príncipe azul, una carroza y un zapato de cristal, sueño con alguien que me quiera, con tener una sonrisa sincera y personas que me levanten siempre que me caiga. Me gusta comprar ropa, me da igual lo que digan o piensen de mi, acepto las criticas, las ignoro, me da igual el mundo, las falsas apariencias y las personas que no tienen vida y tienen que meterse en la mía para llenar ese vacío. Me pongo zapatos de 12 cm todos los sábados por la noche cuando salgo con mi bolso medio vacío, el orgullo recargado, sin planes, sin orientación, pensando que esta es la vida y mas vale aprender a vivirla.
miércoles, 13 de julio de 2011

Quiero encontrarte sonriendo a la vida si es la vida quien no te sonríe a ti, pequeña.


Día a día, noche a noche se paraba a contemplar la luna. Meses atrás siempre pensaba que estaba muy lejos y que era imposible llegar hasta allí pero ahora tan solo le bastaba coger una simple escalera. Le encantaba pasearse por sus pequeños cráteres y balancearse tanto hasta simular caerse hacia la Tierra. Allí todo comenzaba a bailar cuando ya no vigilaba el sol. La luna tan solo era de ella y de él, y nunca nadie se la podría robar. Las estrellas iluminaban su camino, iluminaban dos caminos que más tarde se acabarían de unir. Siempre quedaban allí todas las noches, en su luna, en su séptimo cráter a la derecha, cerca de la tercera estrella que más brillaba. Era su lugar, donde eran felices los dos y donde él le decía: Quiero encontrarte sonriendo a la vida si es la vida quien no te sonríe a ti, pequeña.

Search

Cargando...

Soñadora de olvidos.

Mi foto
Bela
Soy una soñadora de palabras, se podría decir que la única forma que encuentro de desahogarme es escribiendo. Me encanta la fotografía y todo lo relacionado con ella, en un futuro espero vivir de ello. No soy perfecta, nadie lo es. Me encanta salir a pasear. Lo que más me gusta es ver películas en casa, sobre todo las tardes de lluvia, pero siempre en compañía. Y me encantaría vivir en Londres, y viajar por todo el mundo.
Ver todo mi perfil

Soñadores de palabras.

Con la tecnología de Blogger.